Croquetas de queso y jalapeños a la Mojonesa®

Pubicado el : 06/09/2018 12:47:30
Categorias : Recetas

Croquetas de queso y jalapeños a la Mojonesa®

Esta receta solo es apta para los verdaderos amantes del queso y el picante. En apariencia laboriosa, esta receta es muy sencilla de realizar... ¡y aún más sencilla de comer! ¡Ay, qué ricura por favor! Atentos, porque esta nueva aplicación de nuestra Mojonesa® Guachinerfe marcará en tu cocina un antes y un después. 

Ingredientes

· 400g de queso curado (nosotros hemos escogido el Cheddar)

· 1 cebolla

· 60g de jalapeños 

· 1 cucharada de Mojonesa® Guachinerfe (comprar Online >>>)

· 100g de harina

· 650ml de leche

· 30g de mantequilla

· 1 cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)

· Sal

· Pimienta negra molida

· Aceite para freír

· Huevo

· Pan rallado

Preparación

  • Con una picadora, trituramos el queso y los jalapeños. Lo hacemos por separado, para evitar que se forme una pasta. Reservamos. 
  • Cortamos la cebolla en cuadraditos pequeños. Calentamos una sartén con 1 cucharada de AOVE y ponemos a pochar la cebolla junto con la cucharada de Mojonesa® Guachinerfe. Cuando la cebolla esté blandita, retiramos del fuego y reservamos. 
  • En otra sartén, ponemos la mantequilla junto con el aceite. cuando se derrita, añadimos la harina y la tostamos ligeramente.
  • Cuando la harina se haya tostado, bajamos el fuego y añadimos la leche sin parar de remover (para evitar la formación de grumos). Cuando nuestra bechamel esté hecha (tiene que ser bastante espesa), le añadimos sal y pimienta al gusto. 
  • Aún con el fuego bajo, añadimos a la sartén el queso y los jalapeños hasta que se fundan y formen una crema compacta. Apagamos el fuego y reservamos hasta que esté fría la mezcla. Metemos en la nevera (mínimo 1 hora). Lo ideal es hacerlo de un día para otro. 

A la hora de rebozar -haremos un rebozado doble- el procedimiento es el siguiente: 

  1. En un bol ponemos el huevo batido, en otro ponemos la harina y en otro bol el pan rallado. 
  2. Cogemos una cucharada de pasta, moldeamos como si fuera una bolita y la aplastamos (tiene que medir unos 1-2cm de grosor).
  3. Primero pasamos la croqueta por la harina, después por el huevo y por último por el pan rallado. Repetimos este procedimiento una vez más. De lo contrario, al freírlas se podrían abrir. 

Una vez tengamos todas las croquetas listas las freímos (da igual si es una freidora o una sartén con abundante aceite). No las dejaremos mucho tiempo, solo hasta que tomen un color doradito (ver la foto principal de este post). Sacamos y colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite. 

INDISPENSABLE: servir con abundante Mojonesa® y disfrutar de cada bocado. 

Productos ligados

Compartir este contenido